LA IMPORTANCIA DE LA REVISIÓN VISUAL ANUAL PARA LOS NIÑOS

La salud visual es esencial para el desarrollo y el bienestar de los niños. Una buena visión les permite aprender, jugar y participar en las actividades cotidianas. Por ello, es importante que los niños se sometan a una revisión visual anual.

¿Por qué es importante la revisión visual anual?

La revisión visual anual permite detectar problemas de visión que pueden pasar desapercibidos para los padres y los niños. Algunos de los problemas de visión más comunes en la infancia son:

  • Miopía: dificultad para ver de lejos.
  • Hipermetropía: dificultad para ver de cerca.
  • Astigmatismo: dificultad para ver con nitidez objetos de cualquier distancia.
  • Ambliopea: ojo vago.
  • Estrabismo: desalineación de los ojos.

Estos problemas de visión, si no se detectan y se tratan a tiempo, pueden afectar al rendimiento escolar, al desarrollo social y a la calidad de vida de los niños.

¿Cuándo se debe realizar la primera revisión visual?

La primera revisión visual se recomienda realizarla a los 18 meses de edad. A esta edad, los niños ya pueden seguir instrucciones sencillas y realizar pruebas sencillas de visión.

A partir de los 3-4 años, se recomienda realizar una revisión visual anual. Esta frecuencia se puede reducir a cada 6 meses si existe algún factor de riesgo, como antecedentes familiares de problemas visuales o nacimiento prematuro.

¿Qué ocurre durante una revisión visual?

Una revisión visual completa incluye una serie de pruebas que permiten evaluar la agudeza visual, el campo visual, la motilidad ocular y la salud ocular general.

Las pruebas más comunes son:

  • Agudeza visual: se mide la capacidad del niño para ver objetos pequeños.
  • Revisión de campo visual: se evalúa la capacidad del niño para ver objetos en todas las direcciones.
  • Motilidad ocular: se evalúa la capacidad del niño para mover los ojos de forma coordinada.
  • Salud ocular general: se examinan los ojos del niño en busca de signos de enfermedades o problemas oculares.

¿Qué ocurre si se detecta un problema de visión?

Si se detecta un problema de visión, el médico o optometrista recomendará un tratamiento adecuado. El tratamiento puede consistir en el uso de gafas, lentes de contacto o cirugía.

Conclusión

La revisión visual anual es una parte importante de la atención médica de los niños. Es una forma sencilla de detectar y tratar problemas de visión que pueden afectar al desarrollo y al bienestar de los niños.

Consejos para preparar la revisión visual de tu hijo

  • Habla con tu hijo sobre lo que va a ocurrir durante la revisión.
  • Lleva a tu hijo a la revisión con tiempo suficiente para que se sienta cómodo.
  • Si tu hijo tiene alguna preocupación o pregunta, háblalo con nuestros expertos.

En Óptica Lince, especialistas en salud visual, realizamos revisiones visuales completas para niños de todas las edades. Nuestros optometristas están capacitados para detectar y tratar cualquier problema de visión que pueda tener tu hijo.

Vamtam
Vamtam

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor